El blanco no es un color, es una luz:

 

En Charles Heidsieck, el blanco es un universo que irradia la esencia de la Casa. Como un diamente, la cuvée Blanc des Milénaires adquiere sus incomparables matices en el marco pálido de las Crayères. Pocos Blancs de Blancs, por sus cualidades excepcionales, llegaran a tal  nivel de excelencia.

 

Formar parte de la leyenda :

 

“Blanc des Millénaires” : esta cuvée excepcional recibe su nombre en honor a su entorno de maduración.  Adquiridos hace casi 150 años, los Crayères milenarios de la Casa ocupan un lugar principal en la expresión de esta cuvée. El tiempo, la cuarta variedad de uva de la Casa, adquiere aquí todo su significado.

 

En1993, Charles Heidsieck presenta por primera vez el Blanc des Millénaires en su prestigiosa añada 1983. Ese momento, supuso la confirmación de un saber hacer en la producción de champagnes Blanc des Blancs (el más antiguo de 1949), y en el deseo de precisar un estilo propio. Desde entonces, la Casa ha presentado solamente cinco añadas de esta cuvée, a menudo premiadas: 1985, 1990, 1995, 2004 y este año, la añada 2006. 

Variaciones de los grandes Chardonnays :

 

Solo el Chardonnay entre en el ensamblaje de esta cuvée de textura excepcionalDentro del amplio abanico de particularidades que ofrece el terruño champenois, 5 de los principales Crus de la Côte des Blancs, han sido meticulosamente seleccionados en función de sus capacidades de evolución, pero también por su capacidad para expresar toda su riqueza durante la maduración: Oger por su untuosidad y estructura, Le Mesnil-sur-Oger por su equilibrio, Avize por su mineralidad, Cramant por su complejidad y Virtues por su frescura y notas finales. 

 

La Côte des Blancs es un territorio único que debe su particularidad a contar con más de 95% de Chardonnay. Una joya de la región de Champagne, La Côte des Blancs ofrece a sus vinos toda la elegancia, vivacidad y delicadeza que dan forma a un gran vino. 

Blanc des Millénaires 2006

Textura, fineza, brillo.

 

A la vista:

Un color dorado intenso con una pátina de reflejos verde claro: crean una sensación de sol jugando entre el follaje. 

EN NARIZ 

En primera nariz se liberan notas florales de violeta y de acacias, después de naranja sanguina y finalmente se produce una evocación al matorral mediterráneo.

 

EN LA AGITACION

Aparecen notas frutales (piña fresca, albaricoque, higo, dátil) con gran intensidad.Finalmente, las sutiles notas de tabaco rubio y eucalipto completan esta explosión aromática.Un verdadero bouquet de sabores soleados.

EN BOca

Una primera sensación salina, calcárea, con mucho frescor. La sensación de crema de Chantilly con cítricos y turrón, firma de Blanc des Millénaires, confirma su presencia en la textura. La finale est ample, généreuse, presque chaleureuse avec des accents grillés. El final es amplio, generoso, casi cálido con toques tostados.