COTEAUx CHAMPENOIS 2021

De champagne y vinos tranquilos

Este año, la Casa Charles Heidsieck vuelve a la tradición reeditando un reducido número de Coteaux Champenois. A través de esta selección ultra limitada, Cyril Brun, Jefe de Cava, os comparte sus verdaderos flechazos, de vinos blancos y tintos.

Editar los Coteaux, es dar vida a sus flechazos. 

Degustarlos, es sumergirse en el apasionante mundo del ensamblaje en Champagne.

 

COTEAU CHAMPENOIS BLANC AŸ

UNa gota de blanco en un oceano negro 

 

La parcela conocida como “La Côte Verneuil” está ubicada en Aÿ, si, si.

Es uno de los suelos más escarpados de nuestro viñedo con una pendiente del 50%. Otra curiosidad es que está plantada con Chardonnay, una variedad de uva marginal en el terruño de Aÿ, Grand Cru.

Todo esto fue suficiente para estimular la curiosidad de Cyril Brun y asumir este desafío: desarrollar un “Grand Blanc en un terruño de “Grand Noir”

ENSAMBLAJE:

100% Chardonnay

CRIANZA:

Vinos de 2018 con un año de crianza en barrica de roble viejo.

el vino:

El color es de un amarillo dorado y brillante.

La nariz es potente con notas inicialmente de avellanas tostadas, coco, después cítricos confitados, franchipán y miel.

En boca es carnoso, con notas de membrillo, albaricoque maduro y crema pastelera, antes de dar paso al chocolate blanco y la fruta confitada.

 

LA Guarda:

Para degustar ahora y hasta 2025.

COTEAU CHAMPENOIS rouge ambonnay

Rojo en plenitud

 

La parcela “Les Champsots” se encuentra en el corazón del terruño de Ambonnay, un Grand Cru del sur de la Montaña de Reims.

Es una cepa muy adaptada, de forma natural, a la elaboración de vino tintos, por lo que Cyril Brun ha querido explotar todo su potencial. 

ensamblaje :

100% Pinot Noir

CRIANZA :

Vinos de 2019 con un año de crianza en barrica de roble viejo.

el vino :

De un color rojo rubí brillante.

En nariz es potente con notas de frutos negros (grosella, mora, cereza negra), después aparecen notas florales y especiadas (violeta, jengibre, regaliz, pimienta, canela).

En la agitación, los aromas ahumados se unen a la diversión. En boca es goloso, tánico y flexible; el final es sedoso con notas de caramelo de mantequilla salada.

LA Guarda :

Para degustar ahora y hasta 2030.