Equilibrado y de gran generosidad

La anada 2006 en champagna

EL invierno 2006 fue frio y la nieve cayo en abundancia. Tras un periodo primaveral marcado por las fuertes tormentas de mayo, el verano arranco con un calir asfixiante. Julio batio un nuevo récord de temperatura, después agosto fue lluvioso y frio. Esta alternancia entre periodos calurosos y frescos, con el retorno de un tiempo seco y soleado en septiembre, resulto especialmente benefiviosa para la maduracion de la uva y el corresto desarrollo de la cosecha. 

La degustacion

a la vista

intenso color dorado con un brillo notable que destaca por su efervesciencia sutil y dinamica. 

al olfacto

en primera nariz es generoso: en un primer momento presenta tonalidades florales con toques de jazmin y madreselva. Después surge una abundancia de aromas frutales que compiten entre si: melocoton blanco, albaricoque fresco, ciruela mirabelle, pomelo y yuzu. La agitacion revela notas mas sutiles de bergamota, avellana tostada, regaliz y coco rallado que aportan une magnifica complejidad a este buqué multidimensional. 

al gusto

Excelente queilibrio entre el caracter salino y mineral y la textura suave que evoca el sabor del turron y la crema de mantequilla. La efervescencia es suave y delicada. Impregnado de sabores generosos, este champan entusiasma por su equilibrio y su riqueza en boca. Su increible amplitud aromatica lo convierte en un auténtico placer para los sentidos. 

2006 para charles heidsieck

Las vendimas de 2006 fueron optimas tanto en cantidad como en calidad. Sin embargo, la uva resulto estar mucho mas madura y tener un nivel de acidez ligeramente inferior que en 2005, con un grado alcoholico potential media de 10,1g/l frente a los 9,6g/l de la anada anterior. La uva Chardonnay parece relativemente cerrada en un primer momento, pero se abre rapido para ofrecer aromas ricos y complejos. El Pinot Noir se distingue por sur riqueza y sus notas de pequenos frutos rojos.